Lo aseguró la procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, y ratificó que no va a dimitir a su cargo. Además, dijo que "jamás" tuvo incidencia en la causa por lavado de dinero, que involucra a Lázaro Báez.
El procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, aseguró que "nunca" le pidieron personalmente la renuncia, aunque aclaró ese pedido "siempre fue por los medios" de comunicación.

En declaraciones a C5N, la funcionaria ratificó que no dimitirá a su cargo porque eso significaría "borrar con el codo lo que dice la Constitución" en referencia a la independencia del Ministerio Público Fiscal.

Gils Carbo
En otro orden, le respondió a la diputada Elisa Carrió y dijo que "jamás tuvo incidencia" en la causa por lavado de dinero, en la que está detenido el empresario Lázaro Báez.

Vale recordar que la legisladora había pedido que se cite a indagatoria a Gils Carbó por "encubrir" al empresario patagónico. "No tengo facultades para dar instrucciones" en la causa, aclaró la procuradora.

Y agregó: "Hay un fiscal (Guillermo) Marijuan que tiene a cargo la causa y que actuó con autonomía e independencia".