El jefe de Gabinete defendió al secretario de Coordinación Interministerial, Mario Quintana, quien quedó bajo la lupa por operaciones de compra de dólar futuro, y aseguró que no hay motivos para suspenderlo del cargo como reclama el Frente para la Victoria.
"Es absolutamente falso que haya habido funcionarios que producto de alguna compra de dólar futuro hayan incidido en cualquier decisión económica", afirmó Marcos Peña en la Cámara de Diputados donde brindó su primer informe de gestión.

Según reveló el programa Economía Política que se emite por C5N, el juez Claudio Bonadio investiga ahora la reunión que el presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, y funcionarios del Gobierno mantuvieron con las autoridades del Rofex, en diciembre pasado, para resolver una "quita" en el pago a tenedores de contratos de dólar a futuro.

Embed
Bonadio quiere saber con precisión qué se conversó y resolvió en ese encuentro, en el marco de una denuncia que realizó hace pocos días un grupo de diputados del Frente para la Victoria (FpV) encabezado por Héctor Recalde. Allí, el Rofex recurrió al artículo 4 de su reglamento para realizar una "quita" sobre la compensación que cobrarían los tenedores de futuros de dólar, al corregir con una suba de $ 1,25 los precios de los contratos comprados entre el 30 de septiembre y el 27 de octubre, inclusive; y con una de $ 1,75 a aquellos comprados a partir del 28 de octubre.

Según los diputados kirchneristas, el actual secretario de Coordinación Interministerial, Mario Quintana, había comprado u$s 11.480.000 dólares a futuro antes de asumir como funcionario, cuando se desempeñaba como director de Farmacity y CEO del Fondo Pegasus, y fue uno de los participó en las reuniones y decidió los precios de referencia.

Seguí leyendo ámbito.com