El proyecto avanzó con dictámenes de comisión y este miércoles se aprobó en la Cámara alta. Ahora pasa a Diputados, pero de sancionarse el Gobierno la vetaría. Los pasos.
Con respaldo mayoritario de la oposición, el Senado dio en la noche de ayer miércoles media sanción a la ley antidespidos, una iniciativa que es fuertemente resistida desde la administración de Mauricio Macri, que intentará detenerla a través de

La norma cosechó 48 votos a favor (del Frente para la Victoria y aliados, PJ Federal, UNA y FAP), mientras que 16 legisladores (del espacio Cambiemos y también tres peronistas disidentes) lo hicieron en contra.

Según lo dejó en claro el titular de la comisión de Trabajo y Previsión Social, el pampeano Daniel Lovera, la norma apunta a proteger "el empleo por un período limitado" a la espera de que "cambien las condiciones socioeconómicas" del país.

Embed
En el Gobierno además estarían alterados por el aval que el Frente Renovador les dio a los dictámenes de los proyectos de Ley Antidespidos. Esta semana desde el Frente Renovador criticaron la intención que hizo manifiesta el presidente de "vetar" la ley.

Macri ya hizo explícito en varias oportunidades la última semana, que en caso de que la ley avance, él planea verarla, sin embargo el Congreso podría jugar una carta más.

Embed
¿Qué puede hacer el Congreso si Macri veta la ley que prohíbe los despidos?

Hay dos proyectos dando vueltas, uno en el Senado y otro en Diputados, y ninguno de los dos cuenta con el visto bueno de Macri. En este sentido la oposición ya podría pensar una alternativa ante lo que parece un bloqueo anunciado.

La Constitución establece qué hacer en caso de que un proyecto de ley aprobado por el Congreso sea vetado por el Ejecutivo. Si bien la posibilidad de ratificar la iniciativa es muy difícil, no sería imposible, en principio.

De acuerdo a lo que establece la Carta Magna, si el presidente tomara esa decisión, el Congreso puede ratificar un proyecto si vuelve al poder Legislativo y es aprobado por "mayoría absoluta de los presentes". Es decir, dos tercios de quienes vayan a la sesión. La misma proporción debe obtenerse en ambas cámaras, Diputados y Senadores.