En su regreso al polvo de ladrillo tras casi 3 años, el tandilense logró su segundo triunfo ante el local Jean-Lennard Struff por 6-2, 3-6 y 6-3. Ahora se verá las caras ante Philipp Kohlschreiber.
Del Potro, 337º en el ranking mundial, que ganó su segundo partido consecutivo, necesitó de una hora y 54 minutos para dejar en el camino a Struff (112º) y en busca de las semifinales enfrentará al también germano Kolschreiber (27º), que eliminó a su compatriota Florian Mayer (267º).

Delpo se había presentado en Munich con una victoria ajustada sobre el local Dustin Brown (106º) por 7-6 (7-2) y 6-4.

Del Potro, quien jugó este año tres torneos (fue semifinalista en Delray Beach, y perdió en la segunda ronda en Indian Wells y Miami), no se desempeñaba sobre polvo de ladrillo desde el Masters 1000 de Roma 2013, en el que fue eliminado en los octavos de final por el francés Benoit Paire.

El tandilense, Nº4 del mundo en 2010, regresa de a poco al circuito luego de haberse sometido hace un año a la tercera operación en su muñeca izquierda y su intención es prepararse bien para Roland Garros, el segundo Grand Slam del año que se jugará el mes próximo en París.

El torneo de Munich repartirá premios por 520.070 euros y tiene como máximos favoritos al belga David Goffin (13º) y al francés Gael Monfils (14º).

El certamen alemán tuvo en su historia cuatro campeones argentinos, quienes ganaron siete títulos: Guillermo Vilas en 1975 y 1978; Guillermo Pérez Roldán en 1987 y 1988; Franco Squillari en 1999 y 2000, y David Nalbandian en 2005.