Se trata del juez Rubén Baca, quien fue acusado ante la Suprema Corte bonaerense por brindarle protección a los prostíbulos y a una red de trata en Lanús.
El intendente de Lanús, Néstor Grindetti, designó al juez Rubén Baca, quien está denunciado ante la Suprema Corte de Justicia bonaerense por supuesta protección a dueños de prostíbulos en Lomas de Zamora, al frente de la formación de la Policía Local.

A los problemas que ya tiene el "cajero" de Macri por su sociedad offshore, cuenta en Suiza y pedido de captura de Interpol, se le suma la designación de este polémico magistrado. Es que Baca (titular del juzgado 5) ya fue denunciado por la Fiscalía General de Lomas de Zamora ante la Corte Suprema de Justicia Bonaerense por mal desempeño en sus funciones.

Además, los diputados del kirchnerismo presentaron un pedido de informe ante la Legislatura bonaerense para que la gobernadora María Eugenia Vidal explique quiénes son los responsables de nombrar a Baca al frente un organismo que debe capacitar a los policías locales.


Embed
La sospecha sobre el juez se inició cuando la fiscalía 9, especializada en delitos de trata y explotación sexual, descubrió que "alguien pisaba todas sus investigaciones".

Es decir, cuando estaban por allanar los prostíbulos de la región, el juzgado se adelantaba por su cuenta en investigaciones paralelas que siempre arrojaban el mismo y curioso resultado: negativo.

La denuncia señala que el juez Baca "se superpuso en dos investigaciones penales Preparatorias en curso iniciadas con antelación a su injerencia y de modo tal que, con su entrada en escena, ha tenido entidad como para condicionar negativamente el éxito de las pesquisas penales anteriores y ajenas".

El secretario de Seguridad de Lanús, Diego Kravetz, reconoció pro Radio 10 que el magistrado tiene una denuncia en su contra, aunque aclaró que "la denuncia es administrativa, y no penal".


Embed

"En 25 años de carrera, Baca nunca tuvo una denuncia, y justo el día que se inaugura la Escuela de Policías le aparece su primera denuncia, entonces yo digo que se investigue", explicó.

Además, contó que le pidió "toda la documentación" al magistrado y dijo que no lo apartará de su cargo "por una denuncia administrativa".

Esta polémica designación suma una mancha más al hombre de confianza de Macri, quien deberá dar explicaciones ante el Concejo Deliberante sobre las cuentas offshore en Panamá a su nombre y el pedido de captura internacional de parte de Interpol por una causa en Brasil, pese a que esa alerta ya había sido dada de baja.