La Policía bonaerense detuvo a un hombre conocido como "El Pelusa" en la villa de emergencia Puerta de Hierro, quien lideraba la zona desde la detención del jefe anterior, conocido como "El Gordo Claudio". Hubo 10 allanamientos en su búnker, se secuestraron 12 mil dosis de Paco y se detuvo a otras nueve personas.
La Policía de la provincia de Buenos Aires detuvo a un hombre conocido como "El Pelusa", acusado de ser el nuevo jefe narco de la villa de Emergencia "Puerta de Hierro" del partido bonaerense de La Matanza -quien en su búnker tenía un cartel que decía "Me tocás, morís"- en el marco de 10 allanamientos realizados en el mencionado asentamiento donde se secuestraron 12 mil dosis de Paco y se detuvo a otros nueve narcos.
Los operativos fueron llevados a cabo en las últimas horas por efectivos de la Superintendencia de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícitas y Crimen Organizado, a través de la Delegación de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícitas y Crimen Organizado de La Matanza.
Embed
Según informaron los investigadores, "El Pelusa" logró ser el nuevo jefe narco de la villa tras luchar contra otros grupos de delincuentes el manejo de la venta de estupefacientes luego de la detención del anterior líder que era conocido como "El Gordo Claudio", ocurrida en febrero pasado en el marco del operativo "Elefante Blanco."
Tras este procedimiento, llevado a cabo por la Policía de la Provincia que dejó como saldo 20 mil dosis de Paco secuestrada y la detención de quince personas, "El Pelusa" logró ganar terreno y se convirtió en el nuevo jefe de una organización dedicada a la comercialización de sustancias al menudeo.
Embed

Luego de una extensa investigación policial, que incluyó el envío de efectivos encubiertos en el interior del asentamiento, se logró individualizar a los integrantes de la banda y los "bunker" donde estaba la droga.

En los recientes allanamientos, donde participaron casi 100 policías, se detuvo a "El Pelusa" en una vivienda que en su puerta de ingreso tenía una particular y temerosa frase en un cartel de madera y labrado que decía: "Me tocás, moris".

También cayeron otros nueves narcos y se secuestraron 12 mil dosis de Paco, armas de fuego, pasta base en polvo, dinero en efectivo, cinco kilos de clorhidrato de cocaína y dos de marihuana, entre otros elementos de interés para la causa.

De acuerdo a los investigadores, "El Pelusa" tenía en su organización a distintos adictos que actuaban como "soldados" y recorrían el asentamiento alertando la presencia policial. También estaban "Los gatilleros" que caminaban armados y amedrentaban a los residentes de la villa para que no denuncien la actividad ilícita.