Ramiro Funes Mori se convirtió en muy poco tiempo en un indiscutido en las convocatorias de Gerardo Martino y también en un estandarte en la siempre difícil Premier League. Y el defensor del Everton mostró que también se permite ciertos "gustos".
"Al mal tiempo unas buenas torta fritas. Nos desviamos de la dieta un poco jaja", escribió el jugador de 25 años en su cuenta de Instagram, en una imagen junto a su mujer y su pequeño hijo Valentín.

Embed
Funes Mori viene de ser expulsado en el clásico ante el Liverpool por una terrible patada sobre Origi, por la que más tarde pediría disculpas.

Embed