"No tengan dudas de que cuando baje la inflación, será otro el escenario", vaticinó el titular de la entidad monetaria.
El presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, afirmó esta tarde que "las tasas de interés tienen que acompañar el camino descendente" de los precios y sostuvo que el objetivo es que la inflación se ubique a fin de año en torno al 25% anual. Así lo indicó en una conferencia de prensa que ofrece en el Salón Bosch del Banco Central para anunciar el Programa Monetario de la entidad para este año.

"Las tasas tienen que acompañar ese camino descendente. En tanto y en cuanto veamos que estamos convergiendo a una baja, las tasas acompañarán. No tengan dudas de que cuando baje la inflación, será otro el escenario", destacó el funcionario. Sobre el tipo de cambio, explicó que será "flexible, con intervenciones ocasionales" y consideró que el propósito del Gobierno es bajar la inflación al 25% anual.
"Vamos a tratar de bajarlo al 25% para fin de este año. Eso no significaría que la inflación del 2016 vaya a cerrar con ese acumulado sino que el ritmo anualizado de diciembre sea del 25%", indicó.