A raíz de un amparo presentado contra el Gobierno de la Ciudad y la Agencia Gubernamental de Control sobre la falta de control de la venta de drogas en los boliches porteños, el juez Roberto Gallardo tomó la medida de prohibir por tiempo indeterminado las fiestas nocturnas.
El juez Roberto Gallardo prohibió "toda actividad comercial de baile con música en vivo o grabada", ante el "cuadro de impunidad e inexistencia de control estatal". La medida se da luego de la Time Warp, donde murieron cinco jóvenes.

Según consta en el escrito al que accedió minutouno.com, el presidente de la Asociación Civil Vientos de Libertad, José Sebastián Sánchez, el presidente de la Federación Argentina de Cartoneros y Recicladores y Adrián Lutvak, presidente de la FUBA realizaron un amparo contra el Gobierno de la CIudad y la Agencia Gubernamental de Control por la falta de controles en la venta de estupefacientes durante los fines de semanas en los boliches porteños.

Embed

"Es habitual que todos los jueves, viernes y sábados que en la mayoría de los locales de la Ciudad de Buenos Aires se puedan adquirir estupefacientes en los vips, baños o las propias pistas donde se paran dealers o deambulan a la vista de todos los asistentes", explicaron ante el juez.
En ese sentido, lo señalaron como "una modalidad consustancial con la noche porteña".
"Se pueden adquirir drogas en los VIPs o baños, o incluso ver a los dealers en las pistas de baile"
Por ese motivo, sugirieron que "en orden a la entidad de riesgo, la posibilidad de las ocurrencia de lesiones severas a la salud de los asistentes e incluso las muertes a la evidencia de la impundad con que los hechos causantes se producen, sin fiscalización alguna" se prohibieran toda la actividad en los locales bailables.
"Se evidencia la impunidad con la que los hechos se producen sin fiscalización alguna"
Fue así que al constatar que en la mayoría de los locales denunciados se realizaban fiestas electrónicas y otras actividades en incumplimiento de la normativa vigente y "fuera de todo control por parte de las autoridades", el juez hizo lugar al pedido y prohibió en la Capital Federal "toda actividad comercial de baile con música en vivo o música grabada" por tiempo indeterminado, hasta que la Ciudad no regularice esta situación.

EL FALLO COMPLETO