El chofer de la unidad quiso llevarlo a su casa, pero desde la empresa le pidieron que lo dejara dentro del coche hasta que llegaran las autoridades sanitarias.
Un chofer de la línea 158 de Londres, en Gran Bretaña, denunció en las redes sociales el abandono de un perro de raza Staffordshire Bull Terrier en su coche. El episodio ocurrió el jueves a última hora y el can pasó la noche en el vehículo por medidas de seguridad.

El chofer Amos Paul Mak, de 44 años, notó alrededor de las 21.30 del jueves pasado que había un perro sentado en el compartimento para discapacitados de su coche de la línea 158. "Pensé que había subido con dos hombres, pero ellos se bajaron enseguida", informó al sitio Daily Mail.

Mak detuvo el colectivo y preguntó por el intercomunicador si el perro le pertenecía a alguno de los pasajeros presentes, pero después de cinco minutos de silencio se vio obligado a continuar su ruta con el can a bordo. "Todos parecían empatizar con él, pero nadie se hizo cargo", señaló.

perro 2.jpg
De regreso en la terminal de la línea, Mak se dispuso a llevar a su casa a Buster, tal como le puso al perro, pero el encargado de su turno se lo impidió porque si lo mordía el podría demandar a la empresa.

"Quise moverlo a otro coche porque tienen que llevar éste al taller, pero no se movió. Le gusta que le den caricias en la cabeza, es un buen muchacho",describió el chofer.

En vez, el animal pasó la noche solo adentro del coche a la espera de que alguien le diera refugio, pero ni la Policía ni la perrera local acudieron. El personal de la RSPCA apareció recién a las 8 de la mañana del viernes para llevárselo.