Una foto de archivo sorprendió a los británicos en las redes sociales y desde entonces no paran de hacer comparaciones con el siempre pintoresco funcionario.
El alcalde de Londres, Boris Johnson, suele ser objeto de críticas y bromas por parte de la prensa británica por sus raptos de torpeza, falta de tacto e informalidad, pero esta semana quedó en ridículo por una foto de archivo de un hombre travestido.

Embed
Johnson, de 51 años, nació en Nueva York, Estados Unidos, pero se convirtió en alcalde de Londres en 2008 y desde entonces es el blanco de toda clase de bromas mediáticas. La foto de 1896 donde se puede ver a un hombre muy parecido a él vestido con ropa interior femenina de la época es una más para la colección.