Una mujer de 60 años que se creía que había fallecido por causas naturales en el interior de su propia casa, en realidad murió después de recibir un disparo en medio del tórax. La verdadera causa de la muerte se descubrió mientras la víctima era velada por su entorno familiar.
Según publicó El Diario Pilar, caso, hasta el momento con ribetes muy confusos, se produjo en la vivienda ubicada en la calle Haití 4233 de la localidad de Luis Lagomarsino, en Pilar. Los investigadores policiales estiman que la mujer fue asesinada.
Voceros judiciales revelaron que la mujer fue identificada como Haydeé Lilian Castro. Vivía sola en la vivienda y fue encontrada muerta el martes a la tarde por su ex marido, de quien estaba separada desde hacía algún tiempo.

Mujer velada por muerte naturar - asesinada - Pilar
Al comienzo se creyó que la mujer había fallecido por razones naturales, ya que la vivienda no estaba desordenada, el televisor se encontraba encendido, su teléfono celular a la vista y prendido y sobre una mesa, un monedero con 120 pesos. A primera vista, la mujer fallecida no presentaba lesiones en el cuerpo. En apariencia, sin nada que sospechar.
Pero en el velatorio, los familiares de Castro advirtieron que había una extraña lesión en la región torácica del cadáver. Por ese motivo se resolvió avisar a efectivos de la Jefatura Distrital de Pilar.
Poco después, la policía inició la investigación a la vez que alertaron de lo ocurrido a los funcionarios judiciales, quienes dispusieron que el cadáver fuera sometido a una serie de pericias, entre ellas, la correspondiente autopsia que se llevó a cabo a media mañana del jueves pasado.

Embed
De esta manera, se logró establecer que la mujer presentaba un orificio compatible con una herida provocada por un arma de fuego, presumiéndose, en tal sentido, que había perdido la vida luego de ser alcanzada por un certero impacto de bala que habría sido efectuado con un revólver calibre 32 largo.
Hasta el momento, el personal policial y la Justicia estiman que la víctima fue agredida en su domicilio. Aparentemente no se habría encontrado ningún tipo de armas de fuego junto al cadáver en el momento del hallazgo, por lo que se descartaría la hipótesis de suicidio.

Embed
Las pistas apuntan a una venganza por venta de droga al menudeo, ya que, al indagar en la vida de la mujer, los investigadores descubrieron había estado detenida por venta de drogas y que también era consumidora.
Una de las hipótesis es que quien la mató es una persona a la que ella le debía dinero por la venta de drogas.