Al menos 35 personas murieron este domingo y 73 resultaron heridas en un doble atentado asumido por el grupo terrorista Isis y perpetrado simultáneamente con dos coches bomba en la ciudad de Samaua, 280 kilómetros al sur de Bagdad.
Una fuente de la Policía iraquí informó que uno de los vehículos estalló cerca de una estación de autobuses de la urbe, capital de la provincia de Al Muzana.

El otro atentado tuvo lugar en la zona de Al Sharya, en el centro de Samaua, donde numerosos coches quedaron destrozados e incendiados como consecuencia de la explosión.

Isis también conocido como Estado Islámico (EI) asumió los ataques en un comunicado difundido en foros yihadistas, donde precisó que dos miembros de la organización terrorista perpetraron las operaciones suicidas, una de ellas contra efectivos militares de las llamadas Fuerzas de Comando.

Los extremistas explicaron que el segundo suicida explotó su coche bomba contra las fuerzas de seguridad que se aproximaban al lugar del primer atentado.

Ayer, al menos 24 personas fallecieron en otro atentado con un coche bomba en un mercado popular para la venta de ganado en la zona de mayoría chií de Al Nahrauan, situada a las afueras de Bagdad.

El grupo terrorista EI, que proclamó en junio de 2014 un califato en las zonas de Irak y Siria bajo su control, es habitualmente el autor de este tipo de atentados.