El argentino Diego Schwartzman consiguió este domingo el primer título de su carrera profesional al consagrarse en el ATP de Estambul, aunque las miradas en el partido decisivo se las llevó su rival, el búlgaro Grigor Dimitrov, quien perdió la cabeza, rompió varias raquetas y terminó siendo penalizado por el juez.

Embed
Esto no hizo más que opacar el festejo del argentino, ya que el final del encuentro no fue el deseado por el ganador ni tampoco por el público presente. Pero claro, consciente de su error, el búlgaro no tardó en pedir disculpas.

"Quiero pedirle perdón a todos mis fans por mi comportamiento en la cancha. Muchas felicitaciones a Diego, que jugó un partido increíble", escribió el 28º del mundo en su cuenta personal de Twitter.

Embed
Schwartzman festejó por primera vez con una gran victoria por 6-7 (5), 7-6 (4) y 6-0 en la final del torneo que se disputó sobre polvo de ladrillo en el Garanti Koza Arena durante dos horas y 47 minutos.

En el último parcial, Schwartzman acompañó con un juego sólido el desborde del europeo, que se repitió en errores no forzados y tuvo un bajísimo porcentaje de puntos ganados tanto con su saque (27 por ciento) como en la devolución (18), lo que produjo que destrozara cuatro raquetas contra el suelo a medida que la final tomaba un inexorable rumbo a favor del argentino.

La última destrucción provocó que el árbitro decidiera su descalificación de la final cuando el marcador estaba 0-5 en su contra en el tercer y último set.