El comisionado de cibercrimen, Carlos Rojas, dijo que el joven de 21 años acusado habría tenido acceso a los datos financieros de alumnos y profesores de la UADE. "Es un joven brillante", admitió.
"En principio tuvo acceso también a las tarjetas de crédito de alumnos y profesores", precisó Rojas, quien aclaró que si bien "la denuncia de los directivos de la UADE es por lo que se lo investiga, hay muchas otras cosas", haciendo referencia a otros delitos en los que el joven habría incurrido este último tiempo, además del cambio de notas.

"En el momento que cortamos la luz se cortó un proceso de denegación de servicios a la empresa Claro", ejemplificó el titular de la fuerza especializada en cibercrimen, quien además reconoció que por el trabajo realizado, el implicado "es un joven brillante".

En un allanamiento a su domicilio, para el que se cortó la luz con el objetivo de que el acusado no tuviera tiempo de borrar nada, y en el que se contó con drones para evitar una posible fuga, se secuestraron computadoras, dvds, y una impresora, entre otros elementos.