Este lunes quedará guardado en la historia del fútbol mundial, ya que el humilde Leicester pudo por fin gritar campeón por primera vez en sus 132 años de existencia.
Sin jugar, el equipo de Claudio Ranieri se vio beneficiado porque el Tottenham, su inmediato perseguidor, no pudo conseguir un triunfo en la visita al Chelsea y así será imposible que lo alcance en las dos fechas que quedan.

Tuvieron que pasar entonces 38 años para que el mítico fútbol inglés vuelva a tener un campeón debutante en su Premier League (en aquel momento, First Division). El último que se había coronado por primera vez era el Nottingham Forest, en 1978.

Pero claro, a la hora de compararlo con el fútbol vernáculo, Argentina tuvo hace poco un campeón similar: Arsenal de Sarandí, quien en 2012 llegó por primera vez en su corta historia a lo más alto del fútbol local y se convirtió en el último en debutar sumando estrella en el país.

De la mano de Gustavo Alfaro, el equipo del Viaducto mostró un gran nivel y se ganó esa fama de "equipo complicado" que coronó no sólo con el Torneo Clausura 2012, sino también posteriormente con la Copa Argentina y la Supercopa Argentina, mientras que antes también había obtenido la Copa Sudamericana.

Arsenal.jpg
Antes de Arsenal, los otros equipos que salieron campeones por primera vez en el fútbol argentino fueron Banfield (Apertura 2009) y Lanús (Apertura 2007).