Según los especialistas, las estimaciones de la inflación de abril se ubican entre 6 y 8 por ciento, un valor que no se sentía desde junio de 2002, cuando marcó 8,2 por ciento. En tanto, calculan para mayo que la inflación estará cerca del 3 por ciento.
Un cóctel mezcla de tarifas de servicios, transportes, combustibles, alimentos, prepagas, cigarrillos, entre otros ingredientes, derivaron en un trago amargo para los consumidores. Según los especialistas consultados por ámbito.com, las estimaciones de la inflación de abril se ubican entre 6 y 8%, lo que representa la suba más alta en 13 años, cuando en junio de 2002 marcó 8,2%. En tanto, calculan para mayo que la inflación estará cerca del 3%, aún alta.

Marina Dal Poggeto, directora del Estudio Bein y Asociados, informó que "abril nos da 7,2%" de inflación, de los cuales "cinco puntos son tarifas y alimentos". En tanto, evaluó que "si no hay nuevos aumentos tarifarios la inflación del segundo semestre tendría que ser sensiblemente menor". "Pero tenés por un lado al ministro de Energía (Juan José Aranguren) anunciando aumentos, y al de Hacienda (Alfonso Prat Gay) diciendo que no, y por otro lado depende de la política cambiaria del BCRA", aclaró.

En ese sentido, consideró que "por momentos creo que no hay coordinación en el equipo económico, y por otros discuten las cosas y van cambiando, no hacen siempre lo mismo, se adaptan según el momento". "La necesidad de corregir era evidente", aseguró sobre la suba de tarifas y el valor del dólar.

"Con un tipo de cambio tranquilo y sin aumentos de tarifas, la inflación se va a moderar. Pero a niveles interanuales se va a mantener alta hasta octubre. Para diciembre-diciembre proyectamos 36% de inflación, a lo mejor está corto", afirmó.