Se trata de un menor que fue violado por su propio padre quien a pesar de haber sido condenado por los tribubales de Morón, continúa en libertad. El pedido de Justicia de su madre.
"Ayudame mamá, no puedo dormir porque si me duermo viene el zombie y vuelvo a recordar lo que me hizo", le pidió un nene de once años a su madre. El zombie, aunque parece un personaje de ficción tiene nombre y apellido: Guillermo Inscinkoff, su papá.

Los hechos ocurrieron hace cinco años en su vivienda de Haedo. "Papá me pasa el p... y me hace doler la cola. Es un secreto, no lo cuentes porque me dijo que me va a sacar la Play y no te voy a ver nunca más", le contó en ese momento su hijo a Fernanda Crudo. Desde ahí comenzó una pelea judicial para que su ex marido vaya preso.

Sin embargo, a pesar de que en diversas instancias judiciales se constató que el menor fue abusado y que el año pasado en los Tribunales de Morón lo encontraron culpable, el abusador apeló y todavía la sentencia no está firme.

Se lo acusa por el delito de "abuso sexual agravado por el vínculo" y fue condenado a tres años de prisión. Crudo espera que la apelación no tenga lugar y que Inscinkoff vaya a prisión por lo que le hizo a su hijo.