El hecho ocurrió en la madrugada del lunes en la localidad de Ranelagh. La hija de la víctima escuchó gritos, salió al patio y vio a su madre en el piso y a su hermano con las manos ensangrentadas, detuvieron al joven y esta tarde confesó haber matado a su mamá.
    Una mujer fue asesinada a puñaladas en su casa del partido bonaerense de Berazategui y por el crimen detuvieron a un de sus hijos que padece de esquizofrenia, informaron fuentes judiciales.

    El hecho ocurrió en la madruga del lunes en una vivienda situada en calles 208 y 252, de la localidad de Ranelagh, en dicho partido del sur del conurbano, donde residía la víctima, identificada por la Justicia como Paula Pirola, de 51 años.

    Embed

    Fuentes judiciales informaron a Télam que todo comenzó cuando la hija menor de edad de la mujer descansaba en su habitación y escuchó gritos provenientes de un patio delantero del inmueble y, concurrió a ver qué ocurría, halló a su madre apuñalada junto su hermano Lucas Aguirre, de 24 años.

    Ante esta situación, la niña se dirigió a la parte trasera del terreno donde funciona otro inmueble y en el que se encontraba su otro hermano, a quien alertó de lo sucedido.

    Tras recibir un llamado al 911, personal policial se dirigió al lugar y detuvo a Aguirre cuando éste pretendía escapar a la carrera de la escena del crimen, con una cuchilla en sus manos ensangrentadas, dijeron los informantes.

    Embed

    Mientras que Pirola fue trasladada al Hospital Evita Pueblo de Berazategui donde fue intervenida quirúrgicamente y murió horas después a raíz de profundos cortes en el cuello y en el pecho, precisaron los voceros.

    Por su parte, Aguirre quedó formalmente detenido por el delito de "homicidio agravado por el vínculo" a disposición de la fiscal Silvina Borrone, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) y esta tarde confesó haber sido el que mató a la mujer. "Yo maté a mi mamá", dijo el joven.