Mantener un vehículo cuesta un 40% más que el año pasado. De esta forma, transitar por la Ciudad tiene un gasto fijo de base que podría llegar inclusive hasta los $100 mil, según un informe publicado en Ámbito Financiero.
Si el auto recorre más kilómetros, podría llegar a esa suma, principalmente debido a gastos de peajes y nafta extra.

El incremento que comenzó a regir el pasado domingo en el precio de los combustibles acumula un 51% en 12 meses. Mientras en mayo de 2015 cargar el tanque (de 40 litros) del auto con combustible súper salía $450, hoy ese valor se disparó a $680. Si se tiene en cuenta el gasto de un tanque a la semana, el valor asciende a $2.720 por mes, cuando 12 meses atrás esa cifra era de $1.800, uno de los incrementos que más afectó al bolsillo de los automovilistas.

Otro de los servicios que más incrementó su valor fue el seguro. Contratar uno contra todo riesgo, con franquicia, para un auto chico -año 2014- sale $1.600 cuando un año atrás ese valor apenas superaba los $1.000, por lo que el incremento llegó a ser del 48,5%, similar al del combustible.