Los empleados del subte levantaron los molinetes en protesta por la suspensión de un trabajador. Según informan desde Metrovías, la decisión fue tomada por una "agresión grave" del cesanteado.
Desde Metrovías informaron que "representantes de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP) impiden el normal funcionamiento de la estación Constitución de la Línea C, procediendo con el cierre de la boletería, manipulación de molinetes y bloqueo de salidas de emergencia".

Las medidas de fuerza que se llevan a cabo este miércoles en la Línea C, responden al rechazo a la aplicación de una suspensión de 25 días a un delegado, quien "en el mes de julio de 2014 tuvo una grave e irregular inconducta cuando amenazó y agredió físicamente a personal jerárquico", precisaron desde la empresa.

Sin embargo los metrodelegados aducen que la medida es injusta. A partir de esta situación, Metrovías inició de manera inmediata ante la Justicia el trámite de exclusión de tutela gremial, cuya resolución favorable fue comunicada a la compañía en los últimos días.

El delegado en cuestión registra además, según informaron desde Metrovías, "más de 10 sanciones producto de amenazas e insultos a compañeros de trabajo y usuarios, abandono de su puesto de trabajo, y faltas injustificadas, entre otras".