El escritor busca pasar inadvertido hasta su participación en la Feria del Libro del viernes. Lejos de estar muerto, está en nuestro país.

Este martes, Mario Vargas Llosa fue víctima de una falsa muerte en Twitter, debido a una broma de mal gusto de una cuenta trucha que se hizo pasar por la de una editorial, e "informó en forma urgente" el supuesto deceso del escritor. Lo curioso es que el escritor junto a su pareja Isabel Preysler, ex de Julio Iglesias, se encuentra en Buenos Aires.


Seguí leyendo en RatingCero.com