La modelo pone el cuerpo, literalmente, para promocionar su línea de ropa interior y hacer delirar a la platea masculina.

Karina Jelinek inició la promoción de su línea de ropa interior llevando tangas para las conductoras y/o panelistas de los programas que visitó en los últimos tiempos. Pero la estrategia de la modelo no queda ahí, y en las últimas horas demostró que no tiene problema en ponerle el cuerpo al asunto.


Seguí leyendo en RatingCero.com