El fiscal Federico Delgado solicitó este miércoles que se pida a un restaurante de Puerto Madero informes de la facturación de diciembre y enero, como elementos para determinar si allí estuvo el presidente de Boca, Daniel Angelici, comiendo con jueces de la nación.
El pedido fue realizado en el marco de la causa en la que se investiga si Angelici es el supuesto "operador judicial" del gobierno de Mauricio Macri, como denuncio la diputada Elisa Carrió.

En su denuncia que lleva adelante el juez Sebastián Casanello, la legisladora aportó a la justicia datos sobre reuniones en el restaurante Carletto, ubicado en Olga Cossentini, de Puerto Madero.

Ahora el fiscal Delgado solicitó la facturación del local entre diciembre y enero últimos, según informaron fuentes judiciales a minutouno.com.

En tanto, en la causa declararon por escrito el ministro de Justicia Germán Garavano y uno de los principales asesores del presidente Mauricio Macri.

Embed
Fuentes judiciales informaron que ambos, en calidad de testigos, negaron saber si Angelici tiene injerencia en los tribunales de Retiro, que no les consta que hubiera tenido algún tipo de intervención en causas judiciales.

La justicia ya envió a analizar teléfonos de custodios y allegados del ex juez Norberto Oyarbide, quien aseguró que no tuvo vínculos con el presidente de Boca.

Según la denuncia, una de las supuestas gestiones fue con Oyarbide, a quien se habría propuesto la jubilación a cambio de evitarle el juicio político.

La causa se originó por la denuncia de un abogado basado en los dichos de la diputada Elisa Carrió, quien dijo que "Angelici interfiere en la Justicia con el consentimiento del Presidente" Mauricio Macri.