Los diputados nacionales y líderes de La Cámpora solicitaron ser querellantes en la causa iniciada contra Mariano Miranda, por presunta "coacción", en medio de una investigación contra Milagro Sala por desvío de fondos.
La presentación es una respuesta a la carta abierta que publicó días atrás Miranda, en la que le advirtió al hijo de la expresidenta Cristina Kirchner que fuera "preparando las valijas" para viajar a la provincia a "explicarle a los jujeños el destino de 1.200 millones de pesos que faltan en 2.300 viviendas".

Larroque y Kirchner afirmaron que se sentían "particularmente ofendidos por las conductas denunciadas en esa causa", en la que Miranda investiga si la líder de la Tupac Amaru enviaba valijas con dinero al hijo de la exmandataria nacional a la quinta de Olivos, proveniente de fondos que la organización recibía del gobierno nacional para construir viviendas.

Ante la jueza federal María Servini de Cubría, presentaron también elementos que apuntan a "un entramado de aprietes del gobernador (Gerardo) Morales a intendentes y senadores nacionales con el objetivo de que sumen denuncias contra Sala y para que voten a favor de la ley que habilitó el pago a fondos buitres a cambio de atenuar causas judiciales en su contra", se informó.

La denuncia contra Sala fue hecha por la diputada provincial Mabel Balconte, la que -según afirman los kirchneristas- fue "obligada a declarar en sede judicial" contra Sala y los dirigentes nacionales.

Embed
Los diputados recalcaron "las recurrentes amenazas y la privación ilegal de la libertad sufridas por Balconte, como mecanismos para obligarla a declarar en sede judicial en perjuicio de Sala e involucrar también a Máximo Kirchner y Andrés Larroque, de manera absurda y absolutamente inverosímil, en un hecho de corrupción manifiestamente falso".

A la vez, denunciaron "las presiones por parte del gobernador Morales a intendentes municipales de varias localidades jujeñas, pertenecientes al FpV, para conminarlos a presentarse por escrito en las causas penales seguidas contra Sala".

En ese sentido, Kirchner y Larroque "hicieron saber a la jueza que tomaron conocimiento de nuevos hechos de extrema gravedad, que también tienen como víctimas a intendentes de aquella provincia argentina, como así también ahora a miembros del Senado Nacional".

Señalaron que la senadora Liliana Fellner, durante el encuentro de Cristina Kirchner con legisladores del FPV el pasado 21 de abril en el Instituto Patria, advirtió que son "cotidianas las promesas de alivianar supuestas cargas judiciales, incluso por hechos inexistentes, a cambio de involucrar a Sala y a otros dirigentes políticos en la supuesta comisión de delitos".

"Fellner habría manifestado que su voto en el marco de la Ley de Normalización de Deuda Pública y Acceso al Crédito Público (pago a los fondos buitre) había sido modificado a cambio de la libertad de sus ´compañeros intendentes´, ya que les habían prometido ´alivianarles las cargas judiciales´ en las ´investigaciones´ que irregularmente se llevan adelante sobre Milagro Sala y su organización. La senadora Fellner votó afirmativamente el proyecto de Ley", recalcaron en el escrito.

Los diputados expresaron su solidaridad y "apoyo a la senadora Fellner por resultar una víctima más del Ejecutivo provincial a partir de la coacción sobre su persona para viciar su voluntad y la de sus compañeros amenazados con la pérdida de su libertad personal".

Máximo Kirchner y Larroque solicitaron ser tenidos por parte querellante "en virtud de la grave afectación que estas maniobras directa y funcionalmente les generan, y con el fin de dilucidar una maniobra delictiva de gran afectación institucional y política".

La denuncia penal en la que piden ser parte contra Miranda había sido presentada la semana pasada por los diputados nacionales Héctor Recalde, Carlos Kunkel, Carlos Moreno, María Teresa García, Diana Conti, Juliana Di Tullio, Marcos Cleri y Rodolfo Tailhade.