Un estudio reveló que en abril las ventas bajaron un 3,6% respecto a 2015. Cambio de hábitos y expectativa de crisis para 2017 por parte de los consumidores consultados.
Además en base a otros datos surgidos del relevamiento: la pobreza alcanza al 30% de la población, la inflación es que llegará a 45% y el 55% de los encuestados estimó que en 2017 el país atravesará una crisis.

Los datos surgen del estudio de Pulso Social, que elabora todos los años la consultora CCR sobre la base de encuestas de consumidores y datos de auditorías de mercado.

Tanto en los canales tradicionales como en los hipermercados, supermercados y locales de cercanía, la zona del país donde más cayó el consumo fue en el interior. En el primer caso, un 3% (frente a una baja de 0,8% en el área metropolitana), y en los otros, 3,7% (con una pequeña suba de 0,6% en la Capital y el Gran Buenos Aires).

Embed
Todos los canales evidencian caídas en sus ventas: autoservicios (-2%), almacenes (-2,6%) quioscos (-2,2%) y farmacias (-0,8%). En lo que hace a categorías, todas cayeron, excepto Heladeras y Freezers, que subieron 0,2 y 3,5%, respectivamente. Cosmética (-7,7%), Bebidas con alcohol (-3,6%), Golosinas (-2,1%) y Almacén (-1,9) fueron las que más cayeron en los canales de hipermercados, supermercados y locales de cercanía. En los rubros que mide CCR, los precios aumentaron un 31,6% entre marzo de este año y el mismo mes del año pasado.

Según se detalló además desde CCR Audit desde el punto de vista comercial, las marcas propias crecen 20,6% y los mayoristas suben 3,8%, con el empuje de los consumidores finales.

INFLACIÓN


Las perspectivas para 2017 sobre la Inflacion: los consumidores encuestados estimaron que se cerrará 2016 con un nivel de 45% (en la medición del año pasado había sido de 42%), mientras que para el año próximo, el 55% de los consultados estimó que el país atravesará una crisis. La buena noticia, en este último caso, es que el año pasado esa cifra había sido de 67%, y en 2015, de 77%.

Otro dato preocupante es que este año 4,8% de la clase baja superior está por debajo de la línea de pobreza (ya que sus ingresos son menores a $ 7700, que es lo que cuesta la canasta básica). Si se suma eso al 16% de la clase baja inferior, da un total de 21% de hogares bajo la línea de la pobreza.