Se trata de la historia de Hong Hong, un niño chino de cuatro meses que padece un trastorno genético hereditario. Sus padres piden ayuda económica para poder intervenirlo quirúrgicamente.
Hong Hong tiene casi cuatro meses, nació con 31 dedos y su familia pide ayuda para poder operarlo. El nene también tiene dos palmas en cada mano y no tiene pulgares.

Los doctores lo diagnosticaron con polidactilia, una condición congénita que ocurre en humanos, perros y gatos, en la que se tienen dedos extra. A veces, es posible operar a las personas que nacen con esta malformación.

nene chino 2.jpg
Los padres de Hong Hong están intentando recaudar dinero suficiente para que pueda pasar por una cirugía que le cambie la vida.

La madre del niño tiene también polidactilia, con seis dedos en cada mano y seis en cada pie. Cuando ella estaba embarazada de Hong Hong, ambos padres estaban preocupados de que su hijo pudiese heredar la condición.

La cirugía podría costar unos 200.000 yuanes (30.000 dólares), según el padre del niño. Es por este motivo que la pareja busca ayuda económica para poder recaudar dinero.