Los datos surgen del ministerio de Trabajo de la Nación. Desde el sector aseguran que hay "despidos hormiga" y retiros voluntarios.
Entre febrero del año pasado y el de este, en total hubo una pérdida de 3.200 puestos de trabajo en lo que respecta a la industria petrolera en Neuquén. Desde el sector aseguraron que la demanda venía en ascenso de la mano del desarrollo de Vaca Muerta pero arrancó con una fuerte caída en 2015 que no se detuvo.

Embed
Sin embargo, la mitad de los puestos que se perdieron son desde diciembre, lo que demuestra una aceleración en la crisis del sector.

Según el titular del sindicato de petroleros, Guillermo Pereyra, "no hay despidos compulsivos" en el sector.

El gremialista explicó a rionegro.com.ar que hay "despidos hormiga" en distintas empresas y que muchos trabajadores se acogieron a retiros voluntarios en el último tiemoi.

"A veces las empresas ofrecen 800 mil o un millón de pesos y la gente prefiere agarrar", indicó.

Embed
Asímismo, señaló que hay 1.200 trabajadores que están en sus casas, sin tareas, dentro del esquema preventivo de crisis que se acordó con las petroleras. Ese acuerdo vence en pocos días y habrá que volver a negociarlo, algo que se anticipa difícil ante la reticencia gremial.