Un pueblo español en la provincia de Burgos concentra el mayor odio antisemita de España. Se trata de Castrillo Mota de Judíos, que es un pequeño municipio instalado en el vandalismo continuo desde que se decidió cambiar por votación popular el nombre, que era Castrillo Matajudíos.

Por sexta vez los vecinos del lugar vieron las calles repletas de pintadas antisemitas en diferentes puntos de la ciudad, según informa El Confidencial.

"Esta es la gota que colma el vaso. Esta vez sí he interpuesto una denuncia porque, como sigamos así, cualquier día ocurre una desgracia. La mayoría de vecinos son gente mayor y les impresionan mucho estas cosas, no es normal que un pueblo tan pequeño reciba tanta violencia", dijo el alcalde, Lorenzo Rodríguez.

Embed
"Cuando hicimos el cambio oficial de nombre y pusimos los carteles de acceso en la carretera, los arrancaron y se los llevaron. Tuvimos que volver a poner otros. Ahora se dedican a pintar encima y añadir simbología nazi", agregó el alcalde.

La última manifestación ocurrió el pasado 23 de octubre de 2015, cuando el pueblo celebró el acto oficial de cambio de nombre e invitó, entre otros, al embajador de Israel, Daniel Kutner.

"Hubo tensión y gritos, pero no fue más allá. Nosotros siempre hemos permitido a estos grupos expresar su opinión, hasta les hemos ofrecido un espacio, pero ellos se limitan a destrozar el pueblo y mandarnos amenazas por carta o teléfono", prosigue el alcalde según cita El Confidencial.