Todo era festejo en el estadio Raimundo Sampaio tras la clasificación de Atlético Mineiro a los cuartos de final de la Copa Libertadores. Pero un gesto racista de uno de los miembros del cuerpo técnico de Racing empañó la fiesta.
Se trata de Juan Carlos Gambandé, entrenador de arqueros de Racing, que en pleno enojo por la eliminación, miró a la tribuna local y le hizo el gesto de estar pelando una banana, haciendo alusión a los monos, uno de los insultos más comunes que suelen recibir los brasileños en el plano internacional.

Según informa el sitio brasileño Globoesporte, Gambandé respondió así a las cargadas de los hinchas del Mineiro y el gesto, lógicamente, no fue advertido por el árbitro, por lo que no fue informado. Aunque seguramente, tras estas imágenes elocuentes, la Conmebol tomará cartas en el asunto.

Este jueves al llegar a Buenos Aires, prefirió no hablar pero cuando un periodista le preguntó si estaba arrepentido, respondió afirmativamente con su cabeza, aunque se abstuvo de hacer declaraciones.

Este hecho se da dos días después que el INADI presentara un plan de erradicación de la discriminación con los presidentes de los clubes grandes aunque justamente por el viaje a Brasil faltó a la cita el racinguista Víctor Blanco, quien dijo no estar enterado de lo ocurrido con Gambandé.