Unas 1.400 personas continuaban evacuadas en Santa Fe a causa de las inundaciones que comenzaron a principio de año, de las cuales unas 1.200 se encuentran viviendo en refugios desde enero pasado, aseguró el ministro de Desarrollo Social de la provincia, Jorge Álvarez.
"Aún hay 1.400 evacuados en la provincia", precisó Álvarez, y destacó que el envío de 25 millones de pesos de la Nación para paliar la crisis "fue lo único recibido, pero todo lo que se envía es bienvenido", destacó, aunque advirtió que "una situación extraordinaria requiere de un aporte extraordinario".

En declaraciones a la prensa, Álvarez recordó que esa partida de dinero "corresponde al pedido que se hizo al sistema federal de emergencia y es para paliar en parte las necesidades de la emergencia", lo que "se suma al aporte que hizo Santa Fe desde el inicio".

Embed
Además, Desarrollo Social "ha recibido colchones y lo otro lo compramos en la provincia, pero todo lo que se envía es bienvenido y lo distribuimos", precisó el funcionario.

Por otra parte, el titular de la cartera de Desarrollo Social consideró que "hay mucho por hacer de ahora en adelante, como prioritario están las reparaciones de las redes viales, provinciales y comunales, y muchos kilómetros de caminos rurales que la lluvia rompió".

Otro de los daños que provocó la inundación, describió, es que "muchos ciudadanos pasaron a vivir al día y no estaban acostumbrados a pedirle al Estado y hoy perdieron ingresos, como por ejemplo los ladrilleros y los camioneros".

Embed
La región central y norte de Santa Fe, lo mismo que otras provincias del litoral, se vieron afectadas desde principio de año por las inundaciones campos y ciudades provocadas por la crecida de ríos, debido a las intensas lluvias, con niveles superiores a los normales.

El "pico de la crecida de los ríos ya ha llegado, aunque tenemos 1.400 evacuados" de los cuales "unos 1.200 desde enero" permanecen en refugios. "Ahora se trabaja para que estas familias regresen a sus viviendas", afirmó.