Fueron apresados en "Fuerte Apache" por el crimen de Eduardo Silva, quien fue asesinado en la puerta de su casa de la localidad bonaerense de Lomas del Millón, en abril pasado.
Cinco personas fueron detenidas este jueves en el complejo conocido como "Fuerte Apache", sospechadas de haber participado del crimen del comerciante Eduardo Silva, quien fue asesinado en la puerta de su casa de la localidad bonaerense de Lomas del Millón, en abril pasado.
Según informaron fuentes policiales, entre los detenidos se encontraba el supuesto autor material del homicidio ocurrido el 24 de abril y fueron delatados por un iPhone que le habían robado a otra persona.
Embed
Durante el procedimiento en el que participaron unos 300 efectivos de la Policía Bonaerense se realizaron un total de once allanamientos.
A los detenidos también se los vincula con el asalto a un grupo de jóvenes a los que les robaron la camioneta, entre otros delitos contra la propiedad. Silva, que tenía 47 años, fue abordado por los delincuentes alrededor de la 1 de la madrugada del 24 de abril pasado, en su casa de Cabo Vacca al 300, en Lomas del Millón cuando regresaba de dejar a sus hijos en un cumpleaños.
Embed
Después de dejar su auto Ford Fiesta en un garaje cercano a su domicilio y en el momento de cerrar el portón, fue sorprendido por desconocidos que iban en dos vehículos, uno de ellos un Ford EcoSport de color negro.
Cuando uno de los delincuentes lo apuntó con el arma, Silva alzó las manos, pero luego intentó escapar a la carrera. El asaltante abrió fuego y el hombre cayó muerto, al recibir un disparo en la nuca. El asesino y sus cómplices escaparon de la escena del crimen sin llegar a cometer el robo.
Tras el pormenorizado análisis de varias cámaras de seguridad se determinó que los individuos habían sustraído un vehículo Nissan el 20 de abril pasado en el partido de Tres de Febrero, y antes del crimen habían robado la EcoSport en el barrio porteño de Mataderos, y el iPhone en La Matanza.
Embed
Los investigadores establecieron tras el crimen de Silva que los delincuentes abandonaron ambos vehículos en las inmediaciones de "Fuerte Apache", donde los peritos examinaron las huellas que había dentro de los vehículos, lugar en el que también emitía señal el teléfono sustraído.
A los detenidos que tienen entre 23 y 27 años, los efectivos le secuestraron proyectiles calibre 9 milímetros, algunos de ellos con la punta de teflón, otros calibre 14 y gran cantidad de celulares y llaves de vehículos de distintas marcas.
La causa tramita en el Juzgado N° 6 y la Fiscalía Temática de Homicidios del Departamento Judicial de La Matanza.