Su vida fue retratada por muchos fotógrafos gracias a su apariencia, que le valió el mote de "Scarface". Ahora buscan a los responsables de su muerte.
Las autoridades del Parque Nacional de Yellowstone, ubicado en el norte de los Estados Unidos, informaron esta semana que el oso pardo conocido como Scarface fue asesinado a balazos en noviembre del año pasado. Tenía 25 años.

Scarface era una de las estrellas del parque debido a su enorme tamaño, aunque en su última etapa pesaba poco más de 153 kilos. El animal tenía asignado el número 211 para su monitoreo pero había recibido su apodo por las cicatrices en el lado derecho de su cara, producto de sus peleas con otros machos.

El oso fue asesinado en noviembre de 2015 cerca de la desembocadura del arroyo Little Trail, al norte de Gardiner, en la porción del Yellowstone que se encuentra en Montana, informó la Administración de Pesca, Vida Silvestre y Parques del estado.

Embed
El caso de Scarface está siendo investigado por el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de los Estados Unidos ya que no se puede cazar adentro de los parques nacionales.