Un hombre canoso y de panza prominente entró a una sucursal del Wells Fargo disfrazado con una barba falsa, gorra y anteojos en un intento por no ser reconocido. Funcionó.
La Agencia Federal de Investigaciones de los Estados Unidos (FBI) está tras la pista de un hombre de entre 55 y 60 años que quiso robar una sucursal del banco Wells Fargo de Mesa, en Arizona. Aunque no logró su objetivo, el delincuente es buscado como la peor amenaza, en parte por su mal gusto.

El hombre que se puede ver en las cámaras de seguridad mide alredor de 1,75 metros, pesa unos 125 kilos y tiene una capacidad camaleónica para disfrazar su identidad, informó el sitio ABC15 de Arizona.

Armado sólo con una barba falsa, gorra y anteojos de sol, el sospechoso esperó su turno en la fila de cajas sólo para amenazar a la empleada del banco con rociarla con ácido si no le entregaba el dinero.

La mujer se escondió debado de su escritorio y llamó a la Policía, pero para cuando los agentes llegaron el delincuente ya se había ido.

Lo único que quedó fue esta increíble grabación de circuito cerrado.

FBI Looking For Bandit With Worst Fake Beard Ever