Fue la séptima edición en Buenos Aires encabezada por niños y adolescentes con epilepsia refractaria que utilizan cannabis medicinal y que reclaman una ley que posibilite elaborarlo. La manifestación se hizo en simultáneo en distintos países y ciudades argentinas.
Más de 200.000 personas se manifestaron este sábado por la regulación del cultivo y consumo de la marihuana en la Argentina, en lo que fue la séptima edición en Buenos Aires encabezada por niños y adolescentes con epilepsia refractaria que utilizan cannabis medicinal y que reclaman una ley que posibilite elaborarlo en el país.

Embed
La Marcha Mundial de la Marihuana (MMM), encabezada por "Mamá Cultiva" y "Cameda" (dos asociaciones de uso de cannabis medicinal), se realizó este sábado desde Plaza de Mayo al Congreso con el propósito de acompañar a las organizaciones o fundaciones que luchan por el autocultivo y la despenalización de la planta.
Niños con epilepsia refractaria, en sus sillas de ruedas, encabezaron la Marcha Mundial de la Marihuana en Buenos Aires. La manifestación se hizo en simultáneo en distintos países y en ciudades argentinas, donde los manifestantes fueron más de 50.000, según datos difundidos por los organizadores locales.
Madres que caminan pasillos hospitalarios buscando asistencia para sus hijas e hijos con epilepsia refractaria, enfermedad que genera múltiples convulsiones diarias y trae aparejada otras patologías, comenzaron a utilizar cannabis medicinal a partir de los buenos resultados obtenidos en pacientes de otros países.
Se organizaron en Cannabis Medicinal Argentina (Cameda) y en Mamá Cultiva y fueron, junto a sus familiares, las que portaron la bandera insignia de la movilización: "No más presos por cultivar: regulación del cannabis ya".
"Pasamos de caminar los hospitales a caminar el Congreso y ahora la calle reclamando el cultivo colectivo del cannabis con fines medicinales. Nuestros hijos no pueden esperar", compartió Valeria Salech, una de las fundadoras de Mamá Cultiva Argentina, sede local de la organización no gubernamental nacida en Chile.
Con una pequeña planta de marihuana en su mano, la mujer habla con Télam de los avances logrados desde que se organizaron: "Las diputadas Diana Conti, Carolina Gaillard y Araceli Ferreyra nos recibieron en el Congreso y nos ayudan a difundir nuestra lucha. También estamos interactuando con un comité del área de Salud de la provincia de Buenos Aires".