Fleg Trading SA., una de las sociedades offshore en Bahamas que tienen al presidente Mauricio Macri como titular, seguiría activa según los registros del Estado de San Pablo y habría realizado movimientos millonarios, a pesar de los dichos del mandatario y su gabinete.
El presidente y varios funcionarios de su gobierno salieron al cruce jurando que la compañia offshore había sido "creada por su padre" para hacer "inversiones en Brasil" que "no se realizaron". Que, por lo tanto, la firma "no tuvo actividad", que "por eso no correspondía mencionarla en las declaraciones juradas" del primer mandatario.

Macri panama papers
Pero, según publicó este domingo el diario Tiempo Argentino, Fleg Trading tuvo intensa actividad en Brasil de acuerdo a los registros públicos del Estado de San Pablo. Las operaciones incluyen participación en sociedades y movimientos millonarios. Y, a contramano de lo dicho por el gobierno, para las autoridades brasileñas sigue activa y lista para seguir operando.

Fleg Trading nació el 9 de septiembre de 1998 en Montevideo
, pero pronto se radicó en el paraíso fiscal de Bahamas. Tres miembros del clan Macri integraron el directorio: el patriarca Franco, su primogénito Mauricio, y su hermano Mariano.

Hija de Socma- Sociedad Macri, la sociedad madre del grupo-, Fleg demoró menos de dos meses en entrar en actividad: el 3 de noviembre ingresó como accionista de Owners Do Brasil participações Ltda., una sociedad holding que el grupo poseía en San Pablo. El ingreso de Fleg en Owners coincidió con la salida de Socma Americana SA, que se retiró de la firma con los 11.360.010 de reales que correspondían a su participación social. La offshore de Bahamas compensó la pérdida e incrementó la capitalización de la firma aportando 11.715.449 de reales.

El pase de manos aumentó levemente el capital social de Owners, aunque duró poco. El 23 de diciembre - a poco más de un mes del ingreso de Fleg-, la firma informó a las autoridades brasileñas de una nueva redistribución en las participaciones, pero esta vez a la baja: el capital social pasó de 11,7 millones de reales a 1,4 millón, una drástica reducción cercana a los 10,3 millones de reales.

Embed
Un documento interno de Owners da una pista del destino. "Luego de deliberar, los accionistas consideraron que el capital social de la firma resultaba excesivo para sus operaciones", relata el acta de Alteración del Contrato Social elevada por la compañía a la Secretaria de Justicia y a la Junta Comercial del Estado de San Pablo. Y detalla: "(los accionistas) decidieron entonces reducir el Capital Social en 10.283.885 de reales, devolviendo ese capital en forma proporcional a la participación social".

De esta manera, los accionista de Owners -Fleg Trading y Socma SA- se repartieron en reales el equivalente a 8.569.904 dólares, según el tipo de cambio de la época. Más adelante, el mismo documento revela finalmente que decidieron hacer los socios con esa plata: pagar un convenio firmado con el Hotel Nuraghe Portorotondo S.p.A, propiedad del mejor amigo de Franco Macri, el productor cinematográfico y empresario Giorgio Nocella.

Poco después de recibir el pago de la firma brasileña de los Macri, Nocella intentó abrir una sucursal de su productora en Buenos Aires. El 14 de julio de 1999 se inscribió en el Boletín Oficial argentino Iter Productiones SA. El presidente era el propio Giorgio. Su socia era una cara conocida de la tele: Flavia Palmiero.

Además de su ex novia Flavia, varios familiares de Franco integraron directorios con Giorgio. En Sideco Americana SA, por ejemplo, acompañó a Ángel Calcaterra, sobrino de Franco y heredero de los negocios con la obra pública. En esa compañía también compartió actas con otro viejo conocido del clan: Néstor Grindetti, ex ministro de Haciendo de Mauricio y actual intendente de Lanús. Como su mentor, Grindetti también quedó envuelto por el escándalo de los Panamá Papers.

La pesquisa, en el caso de los Panamá Papers que involucran a Macri, está en manos del fiscal Federico Delgado. Esta semana, el diputado neuquino Norman Martínez amplió la denuncia contra el presidente y aseguró que se "destruyeron pruebas" sobre las actividades de Fleg Trading en Brasil.