El cantante de Black Sabbath le habría sido infiel a su pareja y terminó alojado en un hotel de Los Ángeles. ¿Lo perdonará Sharon tras su desliz indiscreto?
Parecía una de las parejas más duras del metal, pero un día Sharon Osbourne dijo basta y echó a Ozzy Osbourne de su casa de Los Ángeles tras 33 años de matrimonio, en teoría debido a una infidelidad del cantante de Black Sabbath.

Ozzy y Sharon Osbourne, cuya caótica relación se vio reflejada en el reality show de MTV "The Osbournes", tienen un historial de separaciones por los problemas con las drogas y el alcohol del cantante, pero también por algunos episodios de violencia de género, informó el sitio E! Online.

Sin embargo, fuentes cercanas a la pareja confirmaron que Ozzy lleva más de tres años lejos de las adicciones. En vez, el origen de la enésima disputa habría sido una serie de mensajes de texto en el celular del rockero donde quedó en evidencia su affaire con una estilista llamada Michelle Pugh.

Pugh, de 45 años, canceló todos sus compromisos laborales al día siguiente de que se conociera la noticia de la separación de los Osbourne.

Ozzy, de 67 años, está alojado desde la semana pasada en un hotel de Beverly Hills, cerca de la casa que compartía con su mujer y madre de sus tres hijos menores, Aimee, Kelly y Jack, informó el sitio inglés The Sun.