Una mujer de Nueva York decidió no perder la reserva del lujoso salón que había contratado para su recepción nupcial y en vez invitó a docenas de familias de bajos recursos.
Una novia frustrada de Nueva York decidió transformar la recepción de su casamiento fallido en un almuerzo pre Día de la Madre (que se festeja este domingo en los Estados Unidos) para docenas de niños carenciados y sus mamás.

Yiru Sun, la vicepresidenta de la compañía de seguros New York Life, decidió no malgastar los 8000 dólares que había pagado como depósito en el Harold Pratt House del Upper East Side neoyorkino y en vez de lamentarse por su boda fallida invitó a almorzar a 60 niños carenciados y sus madres, informó el New York Post.

Novia-Boda.mp4
Sun canceló su boda hace dos meses debido a un desacuerdo con su prometido por el contrato pre nupcial. "No me gusta firmar cosas que no me hacen sentir cómoda", explicó durante el almuerzo la novia convertida en anfitriona de lujo.

"Tres semanas después me desperté con esta idea", reveló Sun, quien recibió a sus invitados vestida con su vestido de novia.

Para concretar su idea, la mujer unió fuerzas con el Ejército de Salvación y el hogar Inwood de Manhattan para agasajar a sus invitados más especiales: "Aunque no puedo ser una princesa en el día de mi boda, todos estos chicos pueden sentirse como las princesas y los príncipes hoy, y eso me hace sentir muy feliz", expresó al sitio CBS.

yiru 4.jpg
"Esto se ve muy lindo y es divertido estar acá", comentó Imani, una niña de 9 años. "Me hace sentir especial", agregó Michaela, de 6.

Sun, que tiene una hija de 6 años, decidió darle prioridad a las madres solteras como ella para que tengan una celebración con todas las luces.