Un ciudadano francés que compró hace dos años por 700 euros un cuadro en la web más conocida de Francia para la venta entre particulares lo está sometiendo a expertos para verificar si, como sospecha, es un Renoir pintado en 1864 y que se daba por perdido.
"Fue cuestión de suerte", dijo en declaraciones emitidas por France Info para contar lo ocurrido Ahmed Ziani, un mecánico en paro de 50 años de la ciudad de Villeurbane, en las proximidades de Lyon, que se dedica en parte a revender cuadros, sobre todo de temas orientales y paisajes de Francia, en mercados de antigüedades.

El cuadro lo vio en el sitio leboncoin.fr en 2014 y, tras contactar con el vendedor, de Alsacia negoció el precio.

Le llegó la semana siguiente y, al buscar la firma del autor por toda la tela, de 96 centímetros de ancho y 76 de alto, fue su hijo el que la encontró oculta, acompañada de una fecha: "1865 A. Renoir".

También había otras cifras escritas a mano que podrían corresponder al número de registro de la obra (22 26 28), pero el problema es que los Archivos de los Museos Nacionales perdieron los censos de esos años.

Comenzó entonces un proceso -que continúa actualmente- para tratar de autentificar la pintura como "Soir d'été" (tarde de verano), pintada por Auguste Renoir en 1864, cuando tenía 23 años y expuesta al año siguiente en el Salón de París.

Lleva gastados más de 25.000 euros y un laboratorio de análisis de objetos artísticos de Burdeos, el Ciram, le ha dado razones para la esperanza porque no solo la tela es congruente con el estilo de Renoir en ese periodo de su vida, sino porque presenta pigmentos y compuestos detectados en otros de sus cuadros.

Ziani pidió ayuda al Ministerio francés de Cultura, que, si confirma la autenticidad del cuadro, podría estar interesado en adquirirlo para exponerlo en el Museo de Orsay de París, el más importante dedicado al impresionismo, donde se exhiben varias obras de Renoir, considerado como uno de los grandes representantes de dicha corriente.

"Sé que encontré el cuadro Soir d'eté. No soy experto financiero, pero sé que vale mucho dinero. Cuántos millones, no lo sé", comentó Ziani, que a su juicio "sería mejor que el cuadro acabara en el Museo de Orsay.

Por uno de los cuadros de Renoir, "Bal du Moulin de la Galette" (1876), se han llegado a pagar 143 millones de dólares.