Romeo Parkes, jugador del Pittsburgh Riverhounds, fue el gran protagonista del fútbol estadounidense este fin de semana gracias a una terrible agresión sobre Karl Ouimette, al que le dio una brutal patada en la espalda luego de que ambos fueran expulsados.
El jamaiquino había visto la roja junto a Ouimette, del New York Red Bull II, en el encuentro por la Tercera División de Estados Unidos, y no tuvo mejor idea que descargar toda su ira contra Ouimette, que se retiraba del campo sin protestar.

Soccer player attacks opponent from behind with brutal kick to the back -.mp4
Por la agresión, Ouimette terminó hospitalizado y a Parkes se lo llevaron entre rivales y compañeros, consternados por lo que acababa de hacer.

Más tarde, el jugador pidió perdón en las redes sociales, aunque ya era demasiado tarde: la United Soccer League lo suspendió por tiempo indefinido.

Embed
Embed
Embed