El diputado y referente del Frente Renovador, Sergio Massa, llamó la atención sobre la decisión del gobierno nacional de buscar ahora una solución a un problema que hasta pocos días aseguraba no existía. Desde el gobierno apuestan a evitarle a Macri el costo político que le implicaría vetar la Ley Antidespidos.
El diputado nacional y referente del Frente Renovador (FR) Sergio Massa afirmó este lunes que es "un signo de madurez" del gobierno nacional "reconocer que hay un problema de empleo", al referirse al acuerdo que el presidente Mauricio Macri firmará esta tarde con empresarios y sindicalistas para evitar los despidos por unos 90 días.

"Es un signo de madurez del gobierno reconocer que hay un problema de empleo real", enfatizó Massa en declaraciones a la prensa y recordó que el Frente Renovador "lo venía planteando".

Massa dijo esperar además que se adopten "las medidas que se tomen sean para solucionarlo".

Tras negar durante semanas que exista una oleada de despidos, el gobierno nacional encaró la firma con las cámaras empresariales de un acuerdo para frenarlos de modo de frenar en Diputados la Ley Antidespidos que ya cuenta con media sanción del Senado y que podría convertirse en ley esta semana. La oposición intentará forzar una sesión especial para evitar las dilaciones a las que apuesta el oficialismo.

Desde el gobierno, que ahora buscan una solución a un problema que aseguraban hasta hace pocos días no existía, apuestan a evitarle a Macri el duro costo político que le significaría vetar una ley Antidespidos.

Mientras cada vez más se oyen voces críticas que le endilgan al gobierno nacional ser veloz para beneficiar a empresarios y sectores concentrados de la economía mientras los trabajadores enfrentan altos índices de inflación, tarifazos y el ajuste del "sinceramiento de la economía", un veto a la primera ley de la era Macri en favor de los trabajadores sería echar más leña al fuego.