Nueve ciudadanos chinos fueron descubiertos por la policía local en un control vehicular. El grupo fue abandonado por el conductor de un vehículo utilitario, quien escapó corriendo al divisar a los efectivos.
Nueve ciudadanos chinos que habían ingresado en forma ilegal al país fueron descubiertos este lunes por la policía santiagueña en un control vehícular en el noroeste de la provincia, donde el grupo fue abandonado por el conductor de un vehículo utilitario, que al notar la presencia de uniformados escapó hacia una zona montuosa.
Fuentes policiales reseñaron que a primera hora de la madrugada de este lunes personal de la Seccional 32 estaba apostado en la ruta provincial 4, a unos 15 kilómetros de Nueva Esperanza, cuando detectó el paso de un utilitario al que consideró sospechoso.
Embed
Los agentes se acercaron al vehículo para solicitar la documentación, pero el conductor descendió y escapó a pie para perderse en la oscuridad, sin que le pudieran dar alcance.
En el interior de la Renault Kangoo viajaban nueve personas mayores de edad e indocumentadas, cuatro de ellas mujeres y cinco varones, ninguno de los cuales hablaba español dado que eran de origen chino.
Ante ello, los nueve fueron trasladados hacia la Comisaría 32 y se dio intervención a la División Trata de Personas, cuyo personal se encargó de llevarlos a la capital santiagueña.
Embed
Con la ayuda de un traductor, los investigadores determinaron que el grupo ingresó a la Argentina a través de la frontera salteño-boliviana y se dirigía hacia la provincia de Buenos Aires.
El grupo quedó a disposición de la Justicia Federal de Santiago del Estero, mientras que se solicitaron informes a la Dirección Nacional de Migraciones para resolver la situación de todos ellos.
Hace un mes se detectó un caso similar en cercanías de Monte Quemado, cuando cinco extranjeros fueron abandonados por salteños que eran los encargados de transportarlos desde esa provincia al Gran Buenos Aires.