La sobreventa de tickets del 2015 dejó pocas plazas disponibles y querer una cuesta mucho más. Además, la crisis de Brasil abarató los costos desde ese país por exceso de oferta.
Una familia tipo que decide viajar en Madrid, se ahorra el valor de dos tickets aéreos saliendo desde Buenos Aires hacia Montevideo y allí tomando un avión hacia la capital española. Un pasaje desde Montevideo cuesta $ 11.000, a lo que se debe sumar $ 2900 de traslados hacia el país vecino: se paga un total $ 13.917, un 42% menos que desde Buenos Aires ($ 23.900).

La ecuación es similar saliendo desde Chile o desde Brasil. La explicación en el caso puntual del principal socio del Mercosur tiene que ver con la crisis social, política y económica que está viviendo: "Muy pocos viajan, los aviones desde Brasil hacia Europa están vacíos y las aerolíneas no quieren perder pasajeros, por eso son muy económicos", explicó una fuente especializada en turismo.

A esta situación particular hay que agregarle la sobreventa que experimentó el mercado argentino durante todo el segundo semestre del año pasado. En 2015 y bajo el cepo cambiario, aun con el adelanto al Impuesto a las Ganancias del 35%, se vendieron pasajes con hasta un año de anticipación.

Seguí leyendo en Ambito.com