Lionel Messi se caracteriza, además de por sus increíbles dotes futbolísticos, por su tranquilidad dentro de una cancha, donde nada parece perturbarlo en su objetivo de ganarle al rival. Sin embargo, hay excepciones, y este domingo se dio una de ellas en el Camp Nou.
Durante la goleada 5 a 0 frente a Espanyol en el clásico, el argentino descargó su bronca con un viejo conocido: el arquero Pau López, con el que ya había tenido un encontronazo en el último cruce.

Todo comenzó con una acción en la que el arquero pisó al uruguayo Luis Suárez tras una jugada, lo que generó la bronca del delantero, quien rápidamente tuvo revancha y le convirtió dos tantos, cuyos festejos fueron dedicados íntegramente a su rival.

En el segundo de ellos, Messi fue a festejar con Suárez y juntos se "rieron" de López. Y en el regreso a su campo, el argentino no pudo con su genio y le gritó a su rival: "Andate, bobo, andate ahora", puede leerse en los labios del rosarino según el video publicado por el programa El Día Después.

messi.flv
Messi y Pau López habían tenido su primer "round" en el duelo por la Copa del Rey, en el que el arquero pisój duramente al argentino cuando estaba en el piso.

Pau Lopez stepped on Lionel Messi.mp4