El juez federal Claudio Bonadio procesó al ex ministro de Planificación en la causa por el accidente ferroviario, por los delitos de estrago culposo y administración fraudulenta. Lo embargó en 600 millones de pesos.
"En razón del elevado cargo que ostentaba existen múltiples elementos que dan cuenta del conocimiento con el que contaba el ex ministro Julio De Vido de la forma deficiente en la cual la empresa TBA S.A. prestaba el servicio ferroviario durante su gestión", sostuvo el juez en la resolución.

De Vido fue indagado semanas atrás por el juez, porque el Tribunal Oral que condenó a 21 acusados ordenó avanzar hacia a De Vido, que había quedado fuera de la investigación.

Bonadio ahora lo procesó por "descarrilamiento de un tren agravado por resultar personas fallecidas y lesionadas y defraudación contra la Administración Pública por administración fraudulenta".