El sereno detenido el lunes en La Pampa acusado del doble femicidio de dos amigas descubierto el viernes en la localidad bonaerense de Ramos Mejía se negó esta tarde a declarar ante la Justicia y seguirá preso.
Se trata de Cristian Héctor Perrone, de 43 años, quien asistido por un defensor oficial fue indagado por el fiscal de Homicidios de La Matanza, José Luis Maroto, por los delitos de "abuso seguido de muerte, dos hechos" y "robo" en perjuicio de María Soledad Ramos, de 26 años, y Florencia Ayelén Mariezcurrena, de 14.

Perrone fue apresado el lunes a la mañana en la ruta nacional 35, en Altiva Roca, cuando se hallaba como acompañante en la moto de un hombre que lo trasladó unos 40 kilómetros.

Los policías lo identificaron como consecuencia de las imágenes de su rostro que se difundieron por televisión y, por eso, lo detuvieron.

El hecho que se le imputa fue descubierto el viernes último en el galpón de avenida de Mayo 2080, de Ramos Mejía, partido de La Matanza, adonde la Policía fue a buscar a Ramos, de 26 años, quien no había ido a retirar de la escuela a sus hijos de 7 y 9 años, lo que preocupó a las autoridades escolares que denunciaron lo ocurrido.

Al llegar al lugar, donde la víctima residía, los efectivos se encontraron con la puerta cerrada con llave, decidieron forzarla y descubrieron los cadáveres de Ramos y "Flopy".

Según las autopsias, ambas fueron atadas, violadas y estranguladas y se presume que fueron drogadas antes de ser atacadas porque no se observaron signos de defensa, lo cual quedará confirmado recién cuando se finalicen los estudios toxicológicos.