Presentó un escrito ante el juez Bonadio, quien instruye el caso por violación de secretos. La legisladora aliada de Cambiemos replicó los cargos de los que se la acusa y apuntó a una "operación de inteligencia" por detrás de la causa.
La diputada nacional Elisa Carrió salió este martes al cruce de la investigación judicial por la que está imputada a raíz de haber sido la supuesta receptora de informes secretos confeccionados por funcionarios de la AFIP sobre personalidades políticas y del ámbito empresarial.

A través de un escrito presentado ante el juez Claudio Bonadio, quien instruye el caso por violación de secretos, la legisladora aliada de Cambiemos replicó los cargos de los que se la acusa y apuntó a una "operación de inteligencia" por detrás de la causa que se abrió en la Justicia federal. Además contraatacó y pidió que se abra un expediente por "falsa denuncia", aunque no aclaró hacia quién iría dirigida.

Seguí leyendo más en Ámbito.com


Embed