El Gobierno oficializó la autorización para que la medicina privada aumente sus prestaciones en un 15% en junio. Además, habrá un adicional del 5% en julio.
La medida fue dispuesta a través de la resolución 572/2016 del ministerio de Salud, firmada por el titular de la cartera, Jorge Lemus, y publicada en el Boletín Oficial.

La norma explica que los aumentos deben fundarse "en variaciones de la estructura de costos y en un razonable cálculo actuarial de riesgo". Asimismo, advierte que las entidades de medicina prepaga "deberán extremar los recaudos necesarios para notificar de manera fehaciente a los usuarios, a fin de que aquellos tengan cabal información de dicho aumento".

Versiones indican que además de este aumento del 20%, las empresas planean nuevas subas para el resto del año, aludiendo que los incrementos anteriores no lograron equiparar la escalada en los costos. A esto se suma la posibilidad de una paritaria de más del 30% en el sector, que aún no fue firmada.

Seguí leyendo en ámbito.com