El West Ham United, de la Premier League inglesa, anunció que suspenderá de por vida a los hinchas que apedrearon anoche a al ómnibus que trasladaba al plantel del Manchester United antes del cotejo que el equipo londinense le ganó 3 a 2 en el Boleyn Grown Stadium.
"Sabemos que algunos aficionados actuaron de forma inapropiada y atacaron el micro del Manchester United en las inmediaciones del estadio del barrio. No es aceptable y trabajaremos con la policía para identificar a los responsables y sancionarlos de por vida", explicó en un comunicado West Ham, que posee una de las hinchadas más belicosas.

Embed
El ómnibus fue atacado con piedras, botellas de cristal y otros objetos, retrasando el inicio del partido, el último que se jugó en Boleyn Grown, por 45 minutos.

La Federación Inglesa (FA) anunció anoche que inició una investigación sobre ese incidente y también sobre el lanzamiento de objetos durante el encuentro, indicó.

"Estoy seguro de que el West Ham, como club, está disgustado por el comportamiento de sus hinchas", dijo el capitán y emblema del Manchester United, Wayne Rooney.