La presidenta de Madres de Plaza de Mayo aseguró por Radio 10 que tiene diálogo con Francisco. "Tuve discusiones con Bergoglio", admitió de cara a su encuentro con el Sumo Pontífice en el Vaticano.
Embed
"Yo tuve muchas discusiones con él, el Papa lo sabe muy bien", dijo Hebe de Bonafini esta mañana en diálogo con el medio radial y antes de su audiencia privada con Francisco en el Vaticano, el próximo 27 de mayo.

En relación a los entredichos con el hoy pontífice, recordó haber tomado la Catedral Metropolitana.
"Lo hicimos para que Macri pague los sueldos", aclaró y agregó al respecto: "Se me ocurrió hacerlo porque Bergoglio era amigo de Michetti".

En cuanto al encuentro y su caracter de "privado", precisó que "eso lo resuelve el Vaticano. "Yo sólo voy con mi secretario y mi médico", dejó saber Hebe, que también se animó a hablar de política.

Sobre los primeros 5 meses de Mauricio Macri en el gobierno, lanzó que es "catastrófico, por los despidos y por todo", para luego ejemplificar: "Dice que va a dar trabajo genuino y echa a 200, 300 personas". "Es muy difícil el panorama", resumió.

Además de cara a las próximas elecciones dentro de cuatro años, sostuvo que no le gusta hacer "futurología" pero afirmó "me gustaría que el próximo presidente sea Cristina", aunque también tuvo buenas críticas para Axel Kicillof y Agustín Rossi, no tanto así para Florencio Randazzo y Daniel Scioli.